Encabezado de Ficha El Antillano
 

Las luchas por el dominio del mercado azucarero de Europa

Índice de fichas

Azúcar
Introducción al tema
Datos de la historia
De los árabes al mundo
El azúcar promueve la esclavitud y el capital
El impulso imperialista y el azúcar
Auge del binomio Portugal & Holanda
Las facciones burguesas en Inglaterra y el azúcar
Antagonismos entre plantadores británicos y comerciantes de las Trece Colonias
Las destilerías y refinerías en las Trece Colonias
La Ley Azucarera y la Revolución de las Trece Colonias
Las luchas por el dominio del mercado azucarero de Europa
El mercado azucarero británico y la dieta del proletariado inglés
Le sucre de canne
La sociedad colonial de Saint Domingue
Los esclavos de Saint Domingue
Los cimarrones de Saint Domingue
Las rebeliones de esclavos y cimarrones en Saint Domingue y el caso de Mackandal
La esclavitud en Saint Domingue, los abolicionistas franceses y la insurrección de Ogé
Vudú y revolución

África

Alemania

Betances

Ceuta y Melilla

España

Estados Unidos

Imperialismo

Inglaterra

Islamismo

Magnicidio

Opio

 

El primer paso exitoso por parte de Inglaterra en su pretensión de quitarle a los holandeses el mercado de azúcar de Europa ocurrió con el asentamiento de colonizadores ingleses en la isla de Barbados, en 1627.

Experimentos agrícolas con la siembra de tallos de caña de azúcar en sus colonias de Norteamérica habían fracasado rotundamente, y le habían enseñado la lección a los británicos que si querían controlar el tráfico mundial de azúcar, tendrían que hacerse de algunas colonias tropicales.

En 1655, Inglaterra invadió a Jamaica, la cual eventualmente le arrebató a España y fortaleció como su principal colonia antillana. Para ese año, el azúcar de Barbados ya era una presencia en los mercados de Londres. A partir de este año comenzó el camino británico para alcanzar la autosuficiencia azucarera en su mercado interno, paso inicial para luego arrebatarle a Holanda su monopolio azucarero.

Según el azúcar inglés, que ya se refinaba en Inglaterra, alcanzó precios competitivos, los comerciantes británicos retaron, y con el tiempo desplazaron a los holandeses del comercio azucarero europeo.

Barbados, y más tarde Jamaica, se

convirtieron en las principales

productoras de azúcar de caña crudo

para las refinerías de Inglaterra. En el

grabado, un plantero habla en la sombra

con un mayoral mientras los esclavos, bajo

el sol, cortan la caña.

El monopolio británico sobre su mercado de azúcar interno, que crecía a pasos agigantados, le brindaba a la industria azucarera de Inglaterra, y al Tesoro inglés, unas fuentes de ingreso muy saludables. El mercado europeo no ofrecía a los azucareros británicos tales protecciones monopolísticas, lo que los colocaba frente e frente a los franceses, en una lucha en la que habría un solo ganador.

En las Antillas se molía la caña y se cocinaba

el guarapo, hasta producir el azúcar crudo que

se enviaba a Inglaterra para ser refinado.

Francia se había apropiado, en 1664, la parte occidental de La Española, la cual nombró como su colonia de Saint Domingue (hoy la República de Haití, escenario de la históricamente dramática rebelión de esclavos en 1791, y la primera de las repúblicas de América Latina). Justo antes de la Revolución Francesa, la colonia de Saint Domingue era una de las principales fuentes de riquezas para Francia. En efecto, la colonia francesa era tan productiva que los burgueses revolucionarios que decapitaron a Luis XVI nunca fueron tan radicales como para extender el Liberté, Égalité et Fraternité a los esclavos de Saint Domingue. En efecto, Napoleón Bonaparte mandó a la Isla caribeña el ejército europeo más grande que hubiera cruzado el Atlántico (hasta la revolución independentista cubana) para suprimir la rebelión que estaba quemando las plantaciones azucareras. Los esclavos harapientos, en una de las páginas más gloriosas de la humanidad, derrotaron y humillaron al ejército napoleónico, en aquel momento el más poderoso del mundo.

Mapa inglés de Saint Domingue.

Volviendo atrás medio siglo, en 1740, Francia, con sus plantaciones de Saint Domingue, y sus refinerías de Burdeos, Nantes y otras ciudades portuarias, había desplazado a Inglaterra del mercado europeo.

Otras fichas relacionadas:
Le sucre de canne
La sociedad colonial de Saint Domingue
Los esclavos de Saint Domingue
Los cimarrones de Saint Domingue
Las rebeliones de esclavos y cimarrones en Saint Domingue y el caso de Mackandal
La esclavitud en Saint Domingue, los abolicionistas franceses y la insurrección de Ogé
Vudú y revolución

Estas páginas tienen un propósito puramente educativo. Empleamos referencias visuales extraídas de diferentes fuentes impresas y del internet. Si usted tiene algún derecho sobre estas referencias que quiera ejercer, cumpliremos con el mismo inmediatamente. Por favor comuníquenos su reclamo a betances@mspr.net. Gracias.