Encabezado de Ficha El Antillano
 

Le sucre de canne

Índice de fichas

Azúcar
Introducción al tema
Datos de la historia
De los árabes al mundo
El azúcar promueve la esclavitud y el capital
El impulso imperialista y el azúcar
Auge del binomio Portugal & Holanda
Las facciones burguesas en Inglaterra y el azúcar
Antagonismos entre plantadores británicos y comerciantes de las Trece Colonias
Las destilerías y refinerías en las Trece Colonias
La Ley Azucarera y la Revolución de las Trece Colonias
Las luchas por el dominio del mercado azucarero de Europa
El mercado azucarero británico y la dieta del proletariado inglés
Le sucre de canne
La sociedad colonial de Saint Domingue
Los esclavos de Saint Domingue
Los cimarrones de Saint Domingue
Las rebeliones de esclavos y cimarrones en Saint Domingue y el caso de Mackandal
La esclavitud en Saint Domingue, los abolicionistas franceses y la insurrección de Ogé
Vudú y revolución

África

Alemania

Betances

Ceuta y Melilla

España

Estados Unidos

Imperialismo

Inglaterra

Islamismo

Magnicidio

Opio

 

La industria de refinación de azúcar de caña comenzó en Francia como resultado de las políticas mercantilistas de Jean-Baptiste Colbert, ministro francés de finanzas entre 1665 y 1683, durante el reinado de Luis XIV.

En la pintura, Jean-Baptiste Colbert, de pie,

al centro, le presenta al rey Luis xiv sentado

a su lado, a los miembros de la Real Academia

de las Ciencias de Francia. A todo su alrededor

se presentan los incontables proyectos de

modernización de Francia promovidos por

Colbert. El Ministro de Finanzas fue instrumental

en dirigir a Francia hacia políticas mercantilistas

que promovieron el progreso y la acumulación.

En 1664, la Corona francesa había autorizado y subvencionado a la Compañía de las Indias Occidentales, la cual privilegió con el monopolio del comercio colonial con las Antillas francesas. El monopolio incluía la importación de esclavos a Saint Domingue y la exportación de todos los productos, entre ellos el azúcar, de esa colonia. A pesar de su privilegio, la Compañía nunca pudo mantenerse al día con las necesidades de su principal colonia caribeña, lo que le permitió a los comerciantes de Inglaterra y de las Trece Colonias británicas iniciar y sostener volúmenes variables, pero considerables, de contrabando en Saint Domingue.

Como resultado de las fuertes barreras arancelarias impuestas por Colbert a los azúcares extranjeros, no obstante la sangría del contrabando británico y norteamericano (antes y después de la independencia de las Trece Colonias), surgió una vigorosa industria refinadora en Rouen, La Rochelle y Nantes. Hasta el puerto mediterráneo de Marsellas entró en la órbita azucarera. En vísperas de la Revolución Francesa, Marsella contaba con doce refinerías de azúcar.

El puerto de Nantes.

El comercio de Francia con sus colonias, enmarcado dentro de los preceptos mercantilistas, conocidos en Francia como la Exclusiva (“Exclusif”), era sumamente desigual. En 1789, de un intercambio valorado en 296,000,000 libras francesas, la metrópoli enviaba al Caribe 78,000,000 en carnes saladas, vinos, harina y otras mercancías, rcibiendo a cambio azúcar crudo, cacao, café, tabaco y otros productos agrícolas valorados en 218,000,000 libras francesas. De éstas, unas 71,000,000 se consumían en Francia y el resto se exportaba a otros países europeos (produciendo fabulosas riquezas para los comerciantes marítimos de Francia). El valor total de las colonias de Francia se estimaba en esta época en unos 3,000 millones de libras francesas, y de sus materias primas se sostenían industrias y comercios que empleaban unos 6 millones de franceses en la metrópoli.

De todas las colonias francesas en el Caribe, Saint Domingue era la más rica. Se le ha considerado por algunos historiadores como la colonia más rica que jamás haya existido. Superó a Barbados, a Jamaica y a Cuba en la producción de riquezas. En Burdeos, donde se agruparía la facción girondina durante la Revolución Francesa, se establecieron 16 refinerías de azúcar de Saint Domingue. Este fenómeno se multiplicó en la mayoría de los puertos franceses, incluyendo algunos del Mediterráneo.

El puerto de Burdeos.

Este tema prosigue en La sociedad colonial de Saint Domingue

Otras fichas relacionadas:
Los esclavos de Saint Domingue
Los cimarrones de Saint Domingue
Las rebeliones de esclavos y cimarrones en Saint Domingue y el caso de Mackandal
La esclavitud en Saint Domingue, los abolicionistas franceses y la insurrección de Ogé
Vudú y revolución

Estas páginas tienen un propósito puramente educativo. Empleamos referencias visuales extraídas de diferentes fuentes impresas y del internet. Si usted tiene algún derecho sobre estas referencias que quiera ejercer, cumpliremos con el mismo inmediatamente. Por favor comuníquenos su reclamo a betances@mspr.net. Gracias.