Encabezado de Ficha El Antillano
 

Del siglo VII d.C. al siglo XIV d.C.

Índice de fichas

Opio
La planta y sus características
Del neolítico al antiguo Egipto
En las antiguas Grecia y Roma
Del siglo VII d.C. al siglo XIV d.C.
Del siglo XVI a las colonias norteamericanas
Del siglo XVII d.C. al siglo XVIII d.C.
Primera mitad del siglo XIX
Segunda mitad del siglo XIX
Principios del siglo XX
1914-1948
1950-1978
Primera Guerra del Opio, Parte I
Primera Guerra del Opio, Parte II
Segunda Guerra del Opio
¿Para qué se utilizaban el opio y sus derivados?
Efectos de los opiáceos
Sus derivados y cómo se obtiene

África

Alemania

Azúcar

Betances

Ceuta y Melilla

España

Estados Unidos

Imperialismo

Inglaterra

Islamismo

Magnicidio

 

Alejandro el Grande introdujo el opio, primero a Persia y luego a India. En India, se desarrolló la costumbre de mascarlo, mientras que, más tarde, los chinos fumarían el opio de la India mezclado con tabaco.

En el siglo VII, las culturas turcas e islámicas del oeste de Asia habían descubierto que se podían extraer efectos más potentes de la Papaver somniferum L. al incendiar y aspirar los jugos coagulados de la planta.

El tebacium de Egipto fue introducido a China por comerciantes árabes. Los árabes utilizaban el opio, y también comerciaban con este producto. El Profeta había prohibido el uso del alcohol, pero no del hachís, ni los derivados del opio.

En muchos países asiáticos, se le vendían a los pobres las pipas usadas, llenas de residuos resinosos del opio, mezclado con tabaco y otras substancias. El estilo de la pipa reflejaba el status social y económico del usuario. Éstas podían estar adornadas con piedras preciosas y estar tan elaboradamente ornamentadas como finas obras de arte, o ser simples construcciones de arcilla o de bambú.

La Inquisición prohibió el uso del opio como una costumbre proveniente del paganismo oriental, y su uso decayó en Europa durante el siglo XIV, hasta desaparecer del récord histórico europeo. A los ojos de la Inquisición, cualquier fenómeno proveniente del Este era automáticamente asociado con las fuerzas infernales del mal.

 

Estas páginas tienen un propósito puramente educativo. Empleamos referencias visuales extraídas de diferentes fuentes impresas y del internet. Si usted tiene algún derecho sobre estas referencias que quiera ejercer, cumpliremos con el mismo inmediatamente. Por favor comuníquenos su reclamo a betances@mspr.net. Gracias.